Titulares

60 aniversario de primer dominicano que jugó en Grandes Ligas

El 23 de septiembre de 1956 se inició la trayectoria de República Dominicana por el béisbol profesional de los Estados Unidos, con el debut de Osvaldo Virgil Pichardo con el equipo de losGigantes de Nueva York de la Liga Nacional.

Osvaldo Virgil  ya es leyenda en Dominicana, una tierra beisbolera que hoy celebra el aniversario 60 del ascenso de este montecristeño a las Grandes Ligas. Fue un domingo 23 de septiembre de 1956 cuando Virgil hizo historia al defender la tercera base para los Gigantes de Nueva York en un duelo contra los Filis de Filadelfia en la Gran Manzana. Es cierto. Ese día se fue en blanco, pero abrió una puerta que seis décadas después se mantiene ensanchada de par en par gracias al talento de otros 688 dominicanos, incluido el más reciente, Manuel Margot, joven jardinero que milita con los Padres de San Diego.

“El primer día que me reporté no jugué. Vine a jugar en el segundo partido y me fui de 4-0”, recordó Virgil hace poco durante una entrevista para elCaribe. “Luego duré mucho sin jugar y volví a jugar en un doble juego en Filadelfia, donde conecté cinco hits en ocho turnos. Recuerdo, incluso, que fue ante un lanzador que está en el Salón de la Fama: Robin Roberts”.

Después de él han llegado dos nichos en el Salón de la Fama de Coospertown (Juan Marichal y Pedro Martínez), diez premios al Jugador Más Valioso entre seis peloteros (George Bell, Sammy Sosa, Miguel Tejada, Vladimir Guerrero, Álex Rodríguez (3) y Albert Pujols (3), cuatro galardones Cy Young (Pedro Martínez (3) y Bartolo Colón), un miembro en el club de los 3,000 hits (Álex) y cinco jugadores en el club de los 500 jonrones (Álex, Sammy, Pujols, Manny y David Ortiz). Nada mal para 60 años de historia.

Virgil no solo fue el primer criollo en las Grandes Ligas, también se convirtió en el primer jugador de color en el equipo Tigres de Detroit. Lo hizo con un juego de cuatro hits ante los Senadores de Washington el 19 de junio de 1958, año en el que llegó a esa organización procedente de los Gigantes. Virgil llegó a los Tigres junto al primera base Gail Harris a cambio del antesalista Jim Finigan y unos 25 mil dólares en efectivo.

Virgil, quien nació el siete de mayo de 1933 en Montecristi, y años más tarde se traslada junto a sus padres a los Estados Unidos, en donde se forma como jugador de béisbol.

Sus primeros indiscutibles los conecta el 30 de septiembre del 56, en un doble juego frente a los Filis de Filadelfia.

En el primer encuentro conectó doble y dos sencillos frente el pitcher Robin Robert, mientras que en el segundo logro pegar triple y hits ante los envíos del zurdo Curt Simmons. En ese partido el criollo defendió la tercera base.

Su primera cita en el béisbol de EEUU fue en 1953, con el conjunto Saint Cloude, clase D, donde en 118 partidos, agotó 433 turnos, con 63 anotadas, 112 hits, 13 dobles, 4 triples, 7 jonrones, 60 remolcadas y promedio de .259.

Al año siguiente lo asignaron al conjunto Denville, clase C, jugando en 137 partidos, con 530 turnos, 78 anotadas, 154 hits, 34 dobles, 7 triples, 9 jonrones, 68 remolcadas y average de .291.

Virgil jugó en 1955 en doble A con el Dallas y en varias temporadas pasó por los diamantes de Triple A.

En 1958 llegó a Detroit junto al primera base Gail Harris en un cambio donde pasó al colectivo newyorquino el tercera base Jim Finigan más $25 mil dólares, convirtiéndose en el primer jugador de color en ponerse el uniforme de Detroit.

El 19 de junio de 1958 se convierte en el primer dominicano que en un encuentro de nueve entradas dispara cuatro sencillos y un doble, contra los Senadores de Washington.

Mientras que el dos de agosto de 1961 la organización de los Tigres de Detroit lo cambian a los Reales de Kansas City junto a Bill Fischer por Garry Ataley y Reno Bertoia.

Regresó a los Gigantes de San Francisco el primero de octubre de 1965 junto a Joe Gibson, a cambio del dominicano Mateo Rojas Alou.

En su primera aparición en la Liga Dominicana, luego de superar una serie de impugnaciones, fue con el uniforme los Leones del Escogido, debutando en 1955-56 donde promedió .278.

Al año siguiente, 1956-57, fue líder de bateo con promedio de .312 y de remolcadas con 32. En resumen, agotó 862 turnos, con 112 anotadas, 221 hits, 35 dobles, 14 triples, 12 jonrones, 118 remolcadas y promedio de por vida de .256.

En 1984 se convirtió en el primer dominicano en dirigir un equipo de Grandes Ligas, específicamente a los Padres de San Diego. En la liga profesional dominicana se inicia en la temporada de 1971-72 al frente de las Aguilas Cibaeñas.

También fue dirigente de los Leones del Escogido y Azucareros del Este. En Venezuela piloteó los Tigres de Aragua, Tiburones de La Guaira y Cardenales de Lara.

El torneo 2006-07 de República Dominicana fue dedicado en su nombre por convertirse en el primer nativo de esta isla en jugar para el béisbol profesional de los Estados Unidos.

Recientemente El Orégano participó en una actividad de los Gigantes de San Francisco en República Dominicana junto a Juan Marichal y Felipe Rojas Alou, quienes valoraron la importancia en el devenir del béisbol criollo. “Después de Osvaldo, el país explotó en cuanto a presencia de jugadores dominicanos en las Grandes Ligas”, reconoció Alou, segundo pelotero criollo en debutar en las Mayores.

Fuente: 500 Grandes Atletas Dominicanos De Kennedy Vargas

Valora este artículo
(0 valoraciones)

134736 comentarios

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

"LATIN AMATEUR LEAGUE REAL BASEBALL"

Las Más Leídas